Características: 

El tiempo caluroso cambia los procesos en el interior de las plantas. Cuando la temperatura exterior es de 20ºC, la interior es de uno 5ºC más. Dentro de las hojas, puede ascender hasta 10ºC más que la superficie de éstas. Cuando sube la temperatura, las plantas emplean mucha más agua para mantenerse frescas. El incremento en el consumo de agua genera estrés en todos los sistemas de la planta.

La planta de cannabis extrae el agua por medio de las raíces para conducirla hasta las hojas. El agua sirve para refrescar los tejidos de la planta y para llevar sustancias por el interior. Unos finos poros en la parte baja de las hojas, llamados estomas, se abren y cierran para regular el flujo de humedad que se libera en forma de vapor de agua. Esta transpiración de agua mantiene fresca a la planta y es muy similar al modo en que los humanos nos refrescamos al sudar. Las plantas utilizan la misma cantidad de fertilizantes que antes del verano, pero emplean mucha más agua. 

A menudo se duplica el consumo de agua si se está cultivando en contenedores en exterior o en una habitación interior calurosa. Si a esto se le añade un poco de viento, el consumo de agua a través de la transpiración crece rápidamente. Las plantaciones en terrazas de tejados y patios son las más vulnerables a la pérdida de humedad causada por el viento. Muchas veces los cultivadores de interior aumentan la circulación de aire y la ventilación para ayudar a refrescar las plantas durante los días de más calor, obligándolas también a un mayor consumo de agua. 

Los contenedores y medios de cultivo también tienden a estar más calientes durante el verano. Los procesos químicos se producen con más rapidez en los medios de cultivo cálidos, y se utiliza más agua. Cuando la temperatura del suelo sube hasta los 25-30ºC, el ritmo de crecimiento baja rápidamente. Tanto en exterior como en interior bajo lámparas de alta presión, la temperatura de los contenedores alcanza fácilmente los 30ºC. Estas temperaturas tan altas literalmente cuecen las raíces, y una vez cocidas, no pueden absorber el agua y los nutrientes, ni siquiera aunque haya agua disponible en el medio de cultivo. Las raíces muertas se pudren inmediatamente, atrayendo a plagas y enfermedades. Cuando están cocidas, las raíces tardan varias semanas en volver a crecer, suponiendo que las condiciones sean perfectas. 

Cuando se incrementa el consumo de agua, el de fertilizante permanece más o menos igual. En este momento, es importante reducir la concentración del fertilizante, para evitar que se formen sales nutrientes en el sustrato. Cuanto más sobre-fertilizado esté el suelo o medio hidropónico, menos agua podrá extraer la planta. 

Para evitar esta aparición de sales, hay que diluir la concentración del fertilizante según las especificaciones del fabricante. También se debe permitir que salga del contenedor un mínimo de un 20% del agua que echamos en cada riego. Es mucha agua, pero aplicándola a obtener un drenaje adecuado se evitan muchos problemas posteriores. 

Problemas y soluciones: 

Un exceso de temperatura puede provocar deshidratación, la cual se manifiesta cuando los bordes de las hojas se vuelven ligeramente hacia arriba. Lo hacen para disipar más rápido la humedad. Cuando las hojas no tienen la suficiente humedad para transpirar, los bordes se curvan hacia arriba en un intento de obtener la máxima cantidad de agua posible. 

En caso de que el exceso de temperatura se prolongase durante más tiempo, se pueden producir quemaduras en las hojas. Los primeros síntomas aparecen en los bordes de las hojas con un rizado hacia arriba, y en casos más graves, los síntomas aparecen en las partes centrales de las hojas entre los nervios. 

Si el caso que nos preocupa es el contrario (temperatura muy baja), los riesgos que corre nuestro cultivo son, desde que se produzca un parón en el crecimiento de la planta (al no poder tomar los nutrientes), hasta la muerte. Un síntoma del frío que está sufriendo, es la coloración del pecíolo hacia un tono morado. 

La mejor manera de evitar esto es utilizar un medio de cultivo de drenaje rápido y mantenerlo plenamente drenado. Estos medios tienen el espacio de aire adecuado para acelerar la toma de agua y nutrientes y es difícil regarlos demasiado, lo que permite al cultivador un mayor control. Las raíces toman el agua cuando hay oxígeno (aire). Sin el aire suficiente en la zona de raíces, éstas no pueden funcionar correctamente. Si el nivel de agua es demasiado alto, la mayor parte del aire se ve forzado a salir del medio de cultivo, y las raíces se pudren enseguida. 

Entre las alternativas que tenemos para arreglar un exceso de temperatura, se encuentra la posibilidad de utilizar un reflector cerrado por cristal (Cooltube, Spudnik...), que conectándose al extractor reducen notablemente el calor que desprende la bombilla. 

Otro "truco" consiste en tener el foco encendido por la noche, de forma que cuando hace más calor en la calle (durante el día) el equipo está apagado, y cuando hace "menos" calor en la calle, encendemos el equipo. Con esto conseguimos un nivel más estable en general. 

Debemos tener en cuenta las siguientes relaciones: 

· Bombilla encendida → Aumento de temperatura 

· Extractor encendido → Reducción de temperatura 

· Reflector cerrado → Reducción de temperatura

 
Allow: /factores-de-cultivo.html Allow: /factores-de-cultivo/olores.html Allow: /inicio.html Allow: /factores-de-cultivo/abonado.html Allow: /musica.html Allow: /factores-de-cultivo/humedad.html Allow: /factores-de-cultivo/germinacion.html Allow: /como-llegar.html Allow: /galeria.html Allow: /factores-de-cultivo/iluminacion.html Allow: /factores-de-cultivo/riego.html Allow: /factores-de-cultivo/sustrato.html Allow: /horario.html Allow: /aviso-legal.html Allow: /certamen-fotografico.html Allow: /factores-de-cultivo/ventilacion.html Allow: /contacto.html Allow: /factores-de-cultivo/temperatura.html Allow: /en-maria-grow.html Allow: /factores-de-cultivo/carencias-y-excesos.html Allow: /enlaces.htmlAllow: /noticias.htm
Mapa
Llamada
Email